VOX, LOS MEDIOS Y LA IZQUIERDA

No deja de ser curioso el tratamiento que se le está dando al partido de Abascal, Vox en la mayoría de medios de comunicación: extrema derecha, fascista, ultraderechista… Es probable, incluso, que si no le hubieran dado tantos palos los voceros de la progresía no hubiera obtenido 12 escaños en los comicios autonómicos andaluces. Peor todavía ha sido tras obtener estos sorprendentes resultados, como si Franco, efectivamente, hubiera salido del Valle de los Caídos, pero no exhumado, sino resucitado y a lomos de un imponente corcel, espada en mano y repartiendo mandobles al rojerío. Calma, señores, señoras y  de género dudoso, que Abascal no es Franco.

Vox es un partido derechista al uso, liberal, prosionista y capitalista, si acaso con un discurso provocador, descarado y desacomplejado en ciertas cuestiones peliagudas, que en ningún caso representa un peligro para la democracia ni para el Sistema porque, ténganlo claro, Vox es el Sistema. Lo que no es, es progre, y si ha obtenido 12 escaños es sólo porque mucha gente en Andalucía está hasta los mismísimos del PSOE, del «procés» y de la corrección política; Vox ha sabido atraer a ese electorado hastiado y le ha sacado rédito. Aun así, no paran de atizarle y de colgarle el sambenito de ultraderechista, resaltando incluso que es la primera vez en democracia, desde el escaño obtenido por Fuerza Nueva en 1982, que la extrema derecha obtiene representación parlamentaria. ¡Como si Abascal y Blas Piñar fueran lo mismo! Ver para creer. Eso sí, los mismos que le cuelgan esa etiqueta a Vox son los que nunca, jamás, le cuelgan la etiqueta de extrema izquierda a Podemos, que lo es. Los mismos que acusan a Rivera y Casado de blanquear a Vox son los que han tragado con Bildu o con los golpistas del nacionalismo catalán, o los que se hacen fotos con el malnacido de Otegi. Hipócritas y falsos, sinvergüenzas. Justamente los que quieren subvertir el orden legal vigente, es decir, la monarquía parlamentaria, justamente los que se quieren cargar España, justamente son esos los que acusan a Vox de ser un peligro. ¡Vosotros sí que sois un peligro, golfos!

Twitter Pablo Iglesias celebrando libertad Otegi
El coletas celebrando la liberación de Otegi, un verdadero demócrata, no como ese facha de Abascal.

Aquí, en este humilde blog, hemos defendido que la democracia es una mentira como la copa de un pino. Hemos defendido numerosas veces que la corrección política ejerce una labor coercitiva y maléfica en el occidente teóricamente libre, y hemos dicho que la izquierda es tiranía, porque lo es. Y no podemos dejar de decir esto último, porque los izquierdistas se empeñan continuamente en dar muestras de ello. El podemita Pablo Iglesias, ese que dice que no puede «decir España, ni utilizar la bandera rojigualda», ha proclamado la «alerta antifascista». Dicho y hecho: ayer mismo se convocaron manifestaciones por parte de comunistas en distintas ciudades andaluzas; en Cádiz, en concreto, acabaron en disturbios, con contenedores quemados y dos detenidos. ¡Viva la democracia! Si ganan los míos, soy demócrata, pero si los resultados no me gustan… ¡entonces ya no lo soy!, ¿verdad, señores izquierdistas? Su hipocresía no conoce límites.

Franco Real Madrid
Santiago Abascal visto por un «procesista».

En fin, este es el nivel. Los lobos avisando de que viene el lobo, los aprendices de tiranos defendiendo su curiosa versión de la libertad y los tolerantes ejerciendo la intolerancia. Luego os quejaréis de que Vox obtenga diputados, como si hubiera sido posible sin vuestra ayuda, tarugos. La candidata andaluza a las elecciones y presidenta de la Junta, Susana Díaz, llegó a decir que Vox es un partido machista que apoya la violencia contra las mujeres. Evidentemente Vox jamás ha defendido nada semejante. Normal que ante semejantes embustes haya quien se rebote y acabe votando a la «temible ultraderecha» de Abascal.

PD: No, el que estas líneas les escribe no vota a Vox. Bueno, ni a Vox ni a nadie. Que voten los que crean en la farsa de la democracia. Esto es una denuncia de la hipocresía mediática e izquierdista, no una defensa de Vox.

 

Un comentario en “VOX, LOS MEDIOS Y LA IZQUIERDA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s