SOM CATALANS, SOM ESPANYOLS I ENS HEU ABANDONAT (català/castellano)

Durant els últims dies, amb tota la tensió que s’hi viu a Catalunya per la situació política, les declaracions de la pràctica majoria de polítics, periodistes o tertulians que estan en contra de la secessió catalana es basen en la defensa de la democràcia i de la Constitució.

Molt bé, però, què passa amb els catalans que ens sentim també profundament espanyols? La pressió a la que molts estem sent sotmesos és brutal. Persones que reben correus a les seves feines posant-los entre la espasa i la paret per secundar les mobilitzacions de l’ANC, escarnis, cartells i pintades a domicilis particular, ocupació de l’espai públic amb simbologia separatista, ambient asfixiant als pobles, agressions, coaccions, atacs a seus d’entitats no nacionalistes, notes dels col·legis amb instruccions per la nit del dissabte 30 per portar els nens!!… Qui es preocupa de què passaria amb nosaltres si finalment Catalunya esdevé un estat? Ja els hi diu un servidor: Ningú.

Casa Bosch
El domicili d’un català de soca-rel i patriota espanyol, empaperada pels nacionalistes.

Els governs espanyols del PSOE i del PP ens han traït i ens han abandonat al nacionalisme. A canvi dels vots de CiU a Madrid heu entregat Catalunya a l’enginyeria social pujolista, heu permès que enverinin una generació de joves a les escoles adoctrinant-la sense cap tipus de vergonya ni complex, heu permès la marginació del castellà a l’educació i heu estat còmplices de la «construcció nacional» per tal d’aferrar-vos al poder. No teniu vergonya, traïdors.

Còmplices també la immensa majoria dels mitjans de comunicació. Ara, que heu vist les orelles al llop nacionalista, ara us venen les preses a denunciar el seu caràcter totalitari. Com es diu en castellà, ¡a buenas horas, mangas verdes! Anys fa que ho venim denunciats molts, però és clar, com que aquí qualsevol que se posicioni com a català i espanyol és un feixista, doncs ni cas. Ara que veieu milers de persones assetjant a la Guardia Civil, ara que veieu el Parlament català burlat pel propi govern de la Generalitat, l’oposició atropellada, ara que veieu l’adoctrinament a les escoles, ara que heu vist a l’Otegi i a ETA recolzant el «procés», ara que veieu que ni la policia (Mossos) té voluntat d’obeïr, que ni alcaldes ni un senzill director d’escola fa cas de la llei, ara, denuncieu la situació. Doncs ara, senyors periodistes, és tard.

Heu permès, entre tots, que la mentida, la manipulació, la idolatria a la nació, l’odi i el menyspreu a Espanya i als espanyols s’instal·lin a Catalunya. Sou culpables, PP, PSOE, periodistes, intel·lectuals, esportistes, escriptors… Culpables de callar, culpables de deixar fer, culpables de no combatre la idea, la llavor del mal. Culpable el gruix del nacionalisme català, aquesta màquina de sembrar fanatisme, odi i divisió, supremacista i fastigosa disfressada de demòcrata capaç de transformar persones normals en hooligans embogits. Heu permès que el monstre creixi i alguna mà acabarà mossegant. Culpables tots d’una fractura social de conseqüències encara imprevisibles però que, si ningú no hi posa remei, acabarà molt probablement amb un conflicte civil i amb catalans de primera i de segona, catalans lliures i catalans que hauran de viure sotmesos al totalitarisme nacionalista o hauran de marxar. Gràcies. Moltes gràcies a tots. Sou uns genis.

Aquí ens estem jugant una cosa molt més important que la Constitució: La convivència. Si es que encara estem a temps, no tenim més remei que combatre la idea, combatre el nacionalisme, autèntic càncer dels pobles. Prou complexes. Prou correcció política. Prou equidistància. Prou silenci. Volem que els nostres fills creixin en un país normal.

 


 

CASTELLANO

SOMOS CATALANES, SOMOS ESPAÑOLES Y NOS HABÉIS ABANDONADO

Durante los últimos días, con toda la tensión que se vive en Cataluña por la situación política, las declaraciones de la práctica mayoría de políticos, periodistas o tertulianos que están en contra de la secesión catalana se basan en la defensa de la democracia y de la Constitución.

Muy bien, ¿pero qué pasa con los catalanes que nos sentimos también profundamente españoles? La presión a la que muchos estamos siendo sometidos es brutal. Personas que reciben correos a sus trabajos poniéndolos entre la espada y la pared para secundar las movilizaciones de la ANC, escraches, carteles y pintadas en domicilios particulares, ocupación del espacio público con simbología separatista, ambiente asfixiante a los pueblos, agresiones, coacciones, ataques en sedes de entidades no nacionalistas, ¡¡notas de los colegios con instrucciones por la noche del sábado 30 para traer los niños!!… ¿Quién se preocupa de qué pasaría con nosotros si finalmente Cataluña llega a ser un estado? Ya se lo dice un servidor: Nadie.

Casa Bosch
El domicilio de un catalán de pura cepa y patriota español, empapelado por los nacionalistas.

Los gobiernos españoles del PSOE y del PP nos han traicionado y nos han abandonado al nacionalismo. A cambio de los votos de CiU en Madrid habéis entregado Cataluña a la ingeniería social pujolista, habéis permitido que envenenen una generación de jóvenes en las escuelas adoctrinándola sin ningún tipo de vergüenza ni complejo, habéis permitido la marginación del castellano a la educación y habéis sido cómplices de la «construcción nacional» para aferraros al poder. No tenéis vergüenza, traidores.

Cómplices también la inmensa mayoría de los medios de comunicación. Ahora, que habéis visto las orejas al lobo nacionalista, ahora os vienen las prisas para denunciar su carácter totalitario. Cómo se suele decir, ¡a buenas horas, mangas verdes! Años hace que lo venimos denunciando muchos, pero está claro, como aquí cualquiera que se posicione como catalán y español es un fascista, pues ni caso. Ahora que veis miles de personas asediando a la Guardia Civil, ahora que veis el Parlamento catalán burlado por el propio gobierno de la Generalitat, la oposición atropellada, ahora que veis el adoctrinamiento en las escuelas, ahora que habéis visto a Otegi y a ETA apoyando el «proceso», ahora que veis que ni la policía (Mossos) tiene voluntad de obedecer, que ni alcaldes ni un sencillo director de escuela hacen caso de la ley, ahora, denunciáis la situación. Pues ahora, señores periodistas, es tarde.

Habéis permitido, entre todos, que la mentira, la manipulación, la idolatría a la nación, el odio y el desprecio en España y a los españoles se instalen en Cataluña. Sois culpables, PP, PSOE, periodistas, intelectuales, deportistas, escritores… Culpables de callar, culpables de dejar hacer, culpables de no combatir la idea, la semilla del mal. Culpable el grueso del nacionalismo catalán, esta máquina de sembrar fanatismo, odio y división, supremacista y asquerosa disfrazada de demócrata capaz de transformar personas normales en hooligans enloquecidos. Habéis permitido que el monstruo crezca y alguna mano acabará mordiendo. Culpables todos de una fractura social de consecuencias todavía imprevisibles pero que, si nadie pone remedio, acabará muy probablemente en un conflicto civil y con catalanes de primera y de segunda, catalanes libres y catalanes que tendrán que vivir sometidos al totalitarismo nacionalista o tendrán que marchar. Gracias. Muchas gracias a todos. Sois unos genios.

Aquí nos estamos jugando una cosa mucho más importante que la Constitución: La convivencia. Si es que todavía estamos a tiempo, no tenemos más remedio que combatir la idea, combatir el nacionalismo, auténtico cáncer de los pueblos. Basta de complejos. Basta de corrección política. Basta de equidistancia. Basta de silencio. Queremos que nuestros hijos crezcan en un país normal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s